NADIE GRITO “PATRIA SOCIALISMO O MUERTE” DURANTE ACTO MILITAR

NICOLAS CAMACHO

Durante un acto militar celebrado en el Hospital Militar de Maracaibo, realizado el día miércoles 29 de Abril del 2008, una buena sorpresa se llevo el Coronel (EJ) NICOLAS CAMACHO ROMERO, Nuevo Director de esta institución. Algunos incluso indican que el CORONEL CAMACHO, lo que tenía era una soberana “rabia” por no decir otra cosa, ante la frialdad del público asistente: oficiales generales, superiores y subalternos, personal civil y público en general, cuando concluyo con el grito “PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE”. Nadie secundo su grito, nadie aplaudió, todos permanecieron inmutables como diciendo ¿Y…? Luego del acto, el mencionado Coronel muy molesto habría comentado “¿Dónde estaban los chavistas o es que aquí no los hay…?” entre otros comentarios.

UN CORONEL MUY POLEMICO

Luego de los hechos del 11 de Abril del 2002, al Coronel (EJ) NICOLAS CAMACHO ROMERO, bajo la autorización del General (EJ) MELVIN LOPEZ HIDALGO, se le apertura una averiguación administrativa militar conocida vulgarmente como Consejo de Investigación por su presunta participación a favor de la salida del Presidente Chávez. El Coronel CAMACHO, asistido por un abogado de renombre como RENE BUROZ ARISMENDI, interpone una acción de amparo, la cual fue admitida y a su favor obtuvo una medida cautelar que suspendió los efectos de la medida de investigación. Finalmente esta acción fue desechada por el Tribunal Supremo “…Señala, que el 14 de octubre de 2002, se le comunicó que de conformidad con lo dispuesto en los artículos 62, 280, 281 y 287 de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas Nacionales y los artículos 3 y 6 del Reglamento de los Consejos de Investigación, se le somete a un Consejo de Investigación por la conducta manifestada el 11 de abril de 2002, al cumplir órdenes del General de División, estando al tanto de la situación que se suscitaba en el país, así como por encontrarse en el quinto (5to) piso de la Comandancia General del Ejército, sin la autorización de su comando natural, y por apoyar presuntamente la salida del Presidente de la República. Igualmente, denuncia la violación del derecho a la igualdad, previsto en el artículo 21 de la Carta Magna, por cuanto –afirma- la Sala Constitucional del Máximo Tribunal ha decretado amparos constitucionales ordenando la suspensión de los procedimientos administrativos sancionatorios que las autoridades administrativas iniciaron en contra de otros Oficiales, Generales y Almirantes, como es el caso del General de Brigada Lugo Peña, los Contralmirantes Morillo y Girón y los Generales de División Romel Fuenmayor y Rosendo… Alega, que encontrándose en la misma situación de los Oficiales y Generales a los cuales hizo referencia, resulta discriminatorio que se le otorgue una solución jurídica diferente y se le someta a un procedimiento administrativo sancionatorio instruido por la Fiscalía General Militar” Finalmente el Coronel continua apersonándose de la averiguación incoada en su contra en el máximo Tribunal del País. Curiosamente gana e impide ser dado de baja deshonrosa y permanece dentro de las Fuerzas Armadas.

FUERA DEL BAILE DE LOS ASCENSOS

Julio del 2004, es una fecha clave en la vida de este militar pues ha debido ascender a General de Brigada, dada sus credenciales como Primero en su curso de graduación, tener todos los cursos de estado mayor y otros, sin embargo el ascenso ansiado no llega y empieza a vivir lo que todos los militares de la cuarta y de la quinta viven, cuando los colocan en la “fosa común”: cargos administrativos de segunda. Algunos han logrado salir de esa fosa como el General BELISARIO LANDIS, quien no obstante de desempeñarse como Comandante de la Policía del Estado Zulia, bajo el mando del “escuálido” OSWALDO ALVAREZ PAZ y luego en el Ministerio del Interior bajo el mando del Presidente CALDERA, logró ascender y estar a la diestra de Dios Padre.

DUDAS RAZONABLES

Este militar ha sido polémico en su ejercicio y se hacen actualmente muchas especulaciones acerca de sus preferencias “políticas” basado en los siguientes hechos:
Nombrado Director del Hospital Militar de San Cristóbal, a este militar le toco refutar la presencia de un guerrillero dizque mano derecha del Jefe de la FARC IVAN CAMACHO, en un hospital de San Cristóbal. Negó de plano, no obstante otras evidencias, la presunta vinculación del hombre recluido en un centro médico de la región.

TESTIGO ENCONTRA DE UNOS MILITARES POR UN CASO DE REBELION MILITAR: El Coronel CAMACHO también se vio envuelto en un hecho donde unos oficiales fueron acusados de “golpistas”. Del expediente en cuestión leemos: “… Las imputaciones, persecución y detención del vicealmirante Millán Millán, del general Barroso y el mayor Soto La Barca, están fundamentadas en la difusión de un "montaje" en un programa de televisión (VTV) de informaciones que pretendidamente se referían a planificaciones de acciones con propósitos golpistas y magnicidas, sostienen los abogados defensores de los oficiales mencionados, encabezado por el doctor Rafael Tosta Ríos y remitido al propio presidente Hugo Chávez…Pero por otra parte, indican los juristas, que ya en el campo profesional, ético y técnico se ha violentado el Código de Justicia Militar, en la investigación, procesamiento de los supuestos elementos indiciarios; y su manejo desde el presentador, la televisora, las actuaciones de funcionarios de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM); y a niveles de la Fiscalía Militar y tribunales; por haberse constituido en un hecho público, notorio y comunicacional, que se dio una difusión al público, de informaciones que pertenecen a la reserva dentro de un expediente llevado por un Tribunal Militar y tal conducta esta reproducida y sancionada como un delito militar "Contra la seguridad de las Fuerzas Armadas", a tenor de la letra del artículo 550 del Código Orgánico de Justicia Militar. Así también alega la defensa, en los términos siguientes: 1) Quedó probado que se ha hecho una imputación personal y pública, con exposición al desprecio público y en violación a garantías constitucionales, contra personas que no han incurrido en delito alguno. 2) Quedó probado que mediante la comisión del delito de dar informaciones reservadas de las Fuerzas Armadas, se dio pie para un formal enjuiciamiento de personas por el delito de Rebelión Militar. Situación además de irregular inhumana, por ejemplo, para el vicealmirante Millán Millán, enfermo de corazón y pulmones en los sótanos de la DIM. Al saber de su detención su madre murió y una semana más tarde falleció su padre.

HAY MUCHO MÁS:

A PARTIR DE AQUELLA NOCHE En horas de la noche del miércoles 10 de septiembre de 2008, en un programa de opinión fue presentado un "audio", editado, montado para presentarlo con varias fotografías, tipo carnet, donde aparecen los rostros de oficiales de las Fuerzas Armadas.
El presentador del programa, hacía los comentarios mientras mostraba a la audiencia las imágenes y servía de fondo el "audio" de unas supuestas conversaciones por teléfono y las atribuía a los oficiales señalados con sus nombres. El ministro de la Defensa Rangel Briceño, al día siguiente, jueves 11 de septiembre de 2008, ordenó un juicio a la Fiscalía Militar y comienza el asunto con un Juez Militar por el delito de rebelión militar conforme a los artículos 481 y 476 ordinal 1º del Código Orgánico de Justicia Militar. La única justificación para ello, fue el contenido del programa televisivo trasmitido en la noche del 10 de septiembre de 2008. Así lo dice el argumento de la orden de abrir el juicio. Como consecuencia de la orden del ministro, el fiscal militar de inmediato por medio de un escrito de esa misma fecha 11 de septiembre de 2008, solicitó la detención de los oficiales aquí mencionados, acordó mantener las actas (inexistentes) en reserva por treinta días y en esa misma fecha el juez militar Segundo de Control, ordenó la detención solicitada. Los militares fueron a parar a los sótanos de Inteligencia Militar.

EVIDENCIAS Y PROCEDIMIENTOS

Se celebró la audiencia preliminar de la causa, para analizar las pruebas disponibles por la Fiscalía Militar y se evidenció que no existía absolutamente, la más mínima evidencia para calificar el delito de rebelión militar. Se han denunciado las gravísimas irregularidades en las que han incurrido tanto los fiscales militares como los Jueces Militares que han llegado a subvertir el orden procesal. Todo ha sido inútil. En fin, el juez ordenó que se abriera la causa a un juicio público desechando todos los razonados argumentos. La transcripción del material de "audio", fue captado por el agente de la DIM encubierto CORONEL NICOLAS CAMACHO; quien habiendo sido "equipado" con un sistema de grabación electrónico oculto en sus vestimentas el día 5 de agosto de 2008, a las 8 am, dice haber realizado la grabación de manera disimulada el día 5 de agosto 2008 y entrego el resultado de su trabajo el día 7 de agosto de 2008 a las 8 pm. ¿Cómo es eso, el Coronel (EJ) NICOLAS CAMACHO resulta que trabaja para la DIM? ¿Es un soplón que en el DIM denominan AGENTE ESPECIAL? No lo digo yo, allí está el Juicio.

NO CUADRA ESE NOMBRE

No me parece lógico que aparezca es el nombre del coronel NICOLAS CAMACHO.
El hasta ese momento, es considerado un brillante oficial, es de la guaira, siempre estuvo entre los primeros desde que se graduó. De hecho se graduó de número 9 en el año 1981. Siempre fue un tipo de ascendencia en el ejercito, luego del 11 de abril de 2002 lo execraron por aparecer retratado en una foto donde estaban los generales y coroneles que ese día 11 de Abril del 2002 decidieron no seguir apoyando al Presidente CHAVEZ. Pero como hemos visto de esa situación salió bien librado y como castigo “lo enviaron a San Cristóbal”. Más aun a su hermano, el Vicealmirante HEBETO CAMACHO, los hermanos CABELLO lo acusaron de corrupción y lo rayaron bien feo. En el Diario EL PAIS, también se señala que fue expulsado junto con otros militares del IAEDEN (Instituto de Altos Estudios de la Defensa Nacional) por sospechas de ser “antichavista”. Hoy se dice que su hijo es muy amigo de Diosdado. Sólo los coroneles y capitanes de navío con potencial para formar parte del generalato y el almirantazgo calzan los puntos para ser aceptados y finalizar. El Coronel CAMACHO no pudo ascender entre otras razones por su expulsión de esta Maestría. Por lo visto la dinámica de la política no solo ocurre en este sector.

AHORA EN EL ZULIA

Dentro de las Fuerzas Armadas hay vientos de molestias, de inconformidad. Suenan los sables. Se investiga a muchísima gente. Especialistas Cubanos operan en lujosos hoteles bajo la tutela del Estado. En días pasados un amigo de la DISIP me mostro unas fotos que a mí, este humilde pendejo me habían tomado. Me imagino que los teléfonos y hasta mi computador con los llamados software espías están intervenidos. A través de este blog he mostrado fotos de las VAN que operan en las grandes capitales para hacerle seguimiento a los “enemigos del régimen”. Por esa razón me parece curioso el nombramiento de este Coronel en el Zulia, donde supuestamente según el Gobierno se confabula un golpe militar, separatista o que se yo. En los eventos del 11 de Abril del 2002 hubo traidores de parte y parte, por supuesto del lado de la oposición hubo más. Igual sucedió en el Táchira. ¿Por qué los chavistas no aplaudieron? ¿Será que no creen en la sinceridad del mencionado como “revolucionario”? ¿Tendrá otros propósitos su visita? Yo no puedo afirmar ni negar nada, solo he querido narrar algunos hechos y que usted mismo haga el Juicio.